En la vida de las mujeres, la calidad del sueño va cambiando conforme los años pasan. Durante la mediana edad, los problemas para dormir comienzan a aparecer y pueden empeorar con la menopausia.

En Latinoamérica  se estima que el 56.6% de las mujeres  entre 40 y 59 años presentan insomnio y mala calidad de sueño. Eso implica en muchos casos un aumento en el consumo de medicamentos hipnóticos.

Esta desmejora en la eficiencia del sueño se relaciona con otros problemas como ansiedad y depresión. Incluso los síntomas de la menopausia pueden empeorar dos veces más en aquellas mujeres que no duermen bien. Esto equivale a un riesgo de 6 a 8 veces mayor de sufrir  afectaciones  en su calidad de vida.

El masaje terapéutico es una gran herramienta para las mujeres de tener un descanso reparador, sin usar medicamentos para dormir ( y sin sus efectos secundarios como cansancio, mareos, dolor de cabeza o irritaciones gástricas).

Algunos estudios destacan que el masaje prolonga las etapas 3 y 4 del sueño (que son fundamentales para la recuperación física y mental), ayuda a dormir más rápidamente y despertar con mejor ánimo, así como mejora los cuadros de ansiedad y depresión.

Te invitamos a nuestro curso de Automasaje Terapéutico para que puedas aprovechar al máximo los beneficios del masaje terapéutico con tus manos como herramientas curativas.

Publicaciones relacionadas