La enfermedad de Parkinson es un padecimiento crónico degenerativo y progresivo del sistema nervioso. Se produce por la degeneración de neuronas del cerebro en el área donde se controlan los movimientos, llamada sustancia negra. Es allí donde se produce la dopamina, neurotransmisor necesario para el funcionamiento del SNC (Sistema Nervioso Central), encargado de emitir los impulsos nerviosos. La degeneración de las neuronas en esta área conlleva a un sinnúmero de anomalías a quien la padece.


Principales síntomas de esta enfermedad:

Temblores corporales
Rigidez corporal
Problemas de movimiento
Pérdida del equilibrio
Dolor
Distonia
Falta de Control en la Expresión Facial
Transtornos de la voz
Alteración de la Postura
Depresión
Ansiedad
Insomnio
Estreñimiento
Dificultades para deglutir
Alteraciones Cognitivas
Apatía

En la piel existen alrededor de 5000 millones de receptores al tacto que envían impulsos nerviosos al cerebro, llegan a ambos hemisferios y hasta la corteza cerebral. A través de la utilización de diversas técnicas de masaje y digitopuntura se pueden inducir cambios funcionales en el organismo para mejorar la calidad de vida de las personas que padecen esta enfermedad.

En un estudio realizado por alumnos de la Escuela de Masaje y Terapias Alternativas de México en colaboración con la Asociación Mexicana de Parkinson (AMPAC), se les dio seguimiento a 30 pacientes, hombres y mujeres de 50 a 75 años y en todos los casos se observó una mejora en diversas áreas. Las técnicas empleadas fueron:

Masaje clásico Terapéutico:
La técnica de effleurage mejora la circulación y oxigenación. Actúa sobre las terminaciones nerviosas de la piel. El petrissage tonifica los músculos y actúa sobre la atrofia muscular. La fricción mejora la circulación a nivel de tendones y ligamentos y alivia el dolor.

Reflexología:
La reflexología trabaja sobre un micro-sistema y puede otorgar beneficios y aliviar el dolor en distintas áreas del cuerpo. Se utiliza también como técnica de diagnóstico y de tratamiento. En los pies existen alrededor de 72,000 terminaciones nerviosas por lo que este masaje además de tratar dolencias específicas, tiene un profundo efecto sobre el sistema nervioso y ayuda para la oxigenación y la autorregulación del organismo.

Masaje Yoga Tailandés:
Esta técnica ayuda a liberar las articulaciones, amplia el rango de movimiento de los pacientes y mejora la elasticidad. Además tiene un efecto de profunda relajación.

Digitopuntura:
El trabajo sobre puntos energéticos sobre todo en el canal Du Mai ayudan para mejorar la actividad cerebral y la actividad dopaminergica, los puntos Shu equilibran el organismo dependiendo de la sintomatología correspondiente a cada paciente.

Terapia de Polaridad:
Esta técnica de equilibrio energético y mental permite restablecer el flujo energético del cuerpo, ayuda a resolver bloqueos a nivel físico, emocional y mental. Trabajando sobre todo con los elementos éter y aire los pacientes pueden mejorar considerablemente sus problemas emocionales y las tendencias patológicas.

En todos los casos hubo una mejoría a nivel de los síntomas principales de un 50% a un 65% durante y entre los tratamientos. El 100% tuvo mejoras significativas en el dolor, en el insomnio, en el estreñimiento y en los temblores corporales Después de los masajes los pacientes mostraban mayor optimismo, confianza, tranquilidad y autoestima.

El masaje se puede integrar como terapia en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson según lo observado. Las tensiones en el cuerpo del paciente, son similares a las sufridas como resultados de esfuerzos atléticos. La gran diferencia es que los atletas tienen una recuperación a través del descanso y la relajación; mientras que la disponibilidad de oxígeno de los pacientes de Parkinson es insuficiente para la cantidad de trabajo que los músculos necesitan, a causa de los temblores para mantenerse en buen estado ya que se contraen de forma permanente.

El masaje es una excelente terapia de acompañamiento en la Enfermedad de Parkinson que ayuda a disminuir el dolor, a mejorar los síntomas físicos y emocionales y a mejorar el funcionamiento del organismo.

Publicaciones relacionadas